Actividad antioxidante del chocolate amargo

La planta de cacao se utiliza para preparar diversos productos como chocolate, manteca de cacao, jalea, gelatina, licores, cosméticos, etc. El chocolate negro es consumido a nivel mundial y es conocido por su buen sabor. Los granos de cacao para la producción de chocolate se obtienen de tres variedades principales: Forastero, Criollo y Trinitario, que crecen en diferentes regiones tropicales y producen granos de cacao con diferentes características de sabor. Las variedades cultivadas en América Central y del Sur producen cacao “fino”, el cual se distingue por su aroma y color preferidos, y se utilizan en la producción de chocolate amargo.

Los principales nutrientes que se encuentran en el chocolate son grasas, carbohidratos y proteínas. Además, contiene vitaminas liposolubles e hidrosolubles, fosfolípidos, fibras dietéticas y elementos esenciales.

Entre los antioxidantes de origen natural que se encuentran en el cacao están los flavonoides, que, junto con otros antioxidantes naturales como los tocoferoles, los tocotrienoles, y los carotenoides, es común encontrarlos en el reino vegetal, aunque son pocos los alimentos que los contienen en cantidades importantes. El cacao es justamente uno de los alimentos que se caracteriza por contener una alta proporción de flavonoides. El cacao, y su producto derivado, el chocolate negro, son los alimentos que contienen, la mayor cantidad de flavonoides

Debido al alto nivel de polifenoles el chocolate negro tiene posibles efectos sobre la salud humana, pues ayuda a regular los niveles de colesterol, reduce el estrés y la depresión, incluso protege contra muchos tipos de cáncer, etc. La propiedad más importante de los polifenoles es su actividad antioxidante. Esta actividad ayuda en la neutralización de especies reactivas de oxígeno (ROS) o la activación de enzimas antioxidantes y la inhibición de enzimas prooxidativas. Además, se cree que el chocolate negro tiene actividades antiaterogénicas, antiinflamatorias y vasodilatadoras. También existen estudios que demuestran que cuenta con un efecto protector sobre la función eritrocitaria, contra las enfermedades cardiovasculares y puede disminuir la presión arterial en casos de hipertensión.

Aunque el cacao y el chocolate se han consumido durante cientos de años, solo recientemente comenzamos a conocer y a entender los beneficios de este alimento, que derivan principalmente de su alto contenido de flavonoides. Ahora bien, la idea no es recomendar un consumo exagerado de chocolate, pues existen muchas otras fuentes de flavonoides, por lo que se recomienda combinar adecuadamente el consumo de frutas y verduras con la ingesta ocasional de un buen chocolate.

Equipo de investigación y editorial iNat México.  

Referencias

Jaćimović, S., Popović-Djordjević, J., Sarić, B., Krstić, A., Mickovski-Stefanović, V., & Pantelić, N. Đ. (2022). Antioxidant Activity and Multi-Elemental Analysis of Dark Chocolate. Foods (Basel, Switzerland), 11(10), 1445.

Valenzuela B, Alfonso. (2007). EL CHOCOLATE, UN PLACER SALUDABLE. Revista chilena de nutrición, 34(3), 180-190.

 

 

Comments are closed.